La Educación para el Amor (EPEA), ¿para quienes/para qué?

  • Que los hogares, padres, madres, aborden el tema.
  • Acompañar a los adolescentes en las necesidades del crecimiento, en el contexto de la sociedad en la que viven.
  • Poner al personal docente en general en condiciones de acompañar, cada uno desde su rol en la escuela, las situaciones de mayor riego.
  • Que todo el personal docente tenga un conocimiento suficiente de la antropología que sustenta el ideario de la escuela católica.
  • Que los valores cristianos, tanto a nivel de la emocionalidad -pudor principalmente- , como al más alto nivel de los valores morales -amor de pareja, respeto- sean promovidos al máximo posible.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.